En términos genéricos las bombas autocebantes son un tipo específico que usa líquido por dentro para iniciar el proceso de bombeo. Esto ofrece el potencial para aumentar la eficiencia operativa en plantas de proceso
donde las bombas se utilizan para una variedad de operaciones.

Si una bomba está ubicada por debajo del nivel del líquido a bombear, la gravedad y la presión del aire harán que se llene constantemente de agua y que no pueda entrar aire en la bomba o en la línea de succión.

En muchas ocasiones, se debe colocar una bomba por encima del nivel del líquido, por ejemplo, al vaciar un tanque de almacenamiento subterráneo. En el arranque, habrá aire en la línea de succión y antes de que la bomba pueda descargar el líquido, este aire debe ser expulsado. Las bombas deben de estar optimizadas para mover agua y evacuar gas.

Se pueden utilizar varios métodos para solucionar este problema. Sin embargo, todas estas soluciones implican equipos, tuberías y procesos adicionales. Idealmente, para estas aplicaciones, se requiere una bomba que pueda evacuar el aire del lado de succión en el arranque antes de comenzar su modo de bombeo normal a estas se les considera: autocebante. Y es la bomba que realmente necesitas.

Además, cuentan con otras muchas ventajas como son:

Puedes trabajar con diferentes tipos de líquidos

Funciona bien con lodos, líquidos corrosivos y sólidos

En comparación con las bombas de tipo sumergible, las bombas autocebantes continuarán bombeando incluso después de que ya no esté sumergida en agua

Ideal para operaciones de bombeo frecuentes e intermitentes, ya que se eliminan los pasos que involucran el cebado de la bomba en el arranque

¿Crees que este tipo de bombas te puede ayudar? Encuéntrala en Hidromecánica y Sistemas de Bombeo.